ÍndiceFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Carlos “el Loko” Santos de la Vega

Ir abajo 
AutorMensaje
Sgub

avatar

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 21/06/2008
Edad : 30

MensajeTema: Carlos “el Loko” Santos de la Vega   Lun Jun 23, 2008 3:02 am

NOMBRE: Carlos “el Loko” Santos de la Vega.

EDAD APARENTE: 34 años.

EDAD REAL: 65 años.

IDIOMA: Español. (idioma natal)
Inglés y alemán (en nivel medio, no fluido)

CIUDAD: México D.F.

IDEOLOGÍA: Independiente.

NATURALEZA: Fanático. Desde el momento en que la conoció, todo le fue revelado. Y todo aquel que no piense con la auténtica razón, será digno de recibir la no-iluminación para ennegrecer su conocimiento y así alcanzar la verdad. (Leer preludio.)

CONDUCTA: Masoquista - Ansioso de Emociones.

CLAN: Malkavian.

GENERACION: Undécima generación (11ª).

REFUGIO: --

CONCEPTO: Soldado / Errante.

APARIENCIA: Carlos guarda un tono ocre moreno de piel, con una barba de dos días sin afeitar. Cuando conduce suele llevar unas gafas de sol con forma de gafas clásicas de motocicleta que le cubren gran parte del rostro, hasta en las noches más oscuras. Él dice que así ve las cosas más claras. Las pupilas de sus ojos, que parecen buscar inquietas todo lo perceptible de cada lugar sea visible o invisible, consumieron su iris volviéndolo negro azabache, una mirada en la cual puedes llegar a perderte si eres capaz de seguirla. Su oscuro pelo mantiene un corte despeinado, como si recién levantado. De altura media, sobre el metro ochenta, tiene una constitución entre delgada y atlética, pero bien conservada para ser un cuerpo que aparenta 34 años de edad. No procura en su vestuario, soliendo ir vestido con una Guerrera verde militar, una camiseta bajo esta, y unos pantalones vaqueros oscuros. Pocas veces se da el caso pero en las noches que monta en moto, le gusta ir con un pañuelo de desproporcionales dimensiones que le cubre todo aquello que sus gafas no abarcan. Su estética es lo que menos le preocupa.

Suele llevar un cigarrillo sin encender en la boca y un colgante con la forma de un ojo plateado fragmentado insertado en una gran esfera negra y plana. En su costado, colgado del pecho con una cinta, lleva una Mágnum .44 y en sus botas de altura baja guarda una navaja con la forma de una mujer Stripper descendiendo por una barra vertical.

En su bolsillo izquierdo, siempre su conjunto de llaves de los coches que algún día, transformó en suyos, actualmente, su Clint’s ’72 Chevelle, o al menos hasta nuevo aviso. El llavero que une las 14 llaves tiene la misma forma que su colgante.

________________________________________
___________________


- ATRIBUTOS


FÍSICOS (5)

FUERZA = 2

DESTREZA = 4

RESISTENCIA = 3


SOCIALES (3)

CARISMA = 2

MANIPULACIÓN = 3

APARIENCIA = 2


MENTALES (7)

PERCEPCIÓN = 4

INTELIGENCIA = 2

ASTUCIA = 4
















_______________________________
- HABILIDADES


TALENTOS (13)

ALERTA = 4
ATETISMO
CALLEJEO = 1
EMPATIA = 3
ESQUIVAR = 2
EXPRESION
INTIMIDACION = 1
LIDERAZGO
PELEA = 2
SUBTERFUGIO



TÉCNICAS (9)

ARMAS C.C. = 1
ARMAS DE FUEGO = 2
CONDUCIR = 4
ETIQUETA
INTERPRETACION
PERICIAS = 3
SEGURIDAD = 1
SIGILO
SUPERVIVENCIA
TRATO CON ANIMALES


CONOCIMIENTOS (5)

ACADEMICISMO = 1
CIENCIA
FINANZAS
INFORMÁTICA
INVESTIGACIÓN
LEYES
LINGÜÍSTICA = 2
MEDICINA
OCULTISMO = 2
POLÍTICA

________________________________________
___________________

- DISCIPLINAS

AUSPEX = 1

DEMENTACIÓN = 1

OFUSCACIÓN = 1


___________________________
HUMANIDAD = 7


FUERZA DE VOLUNTAD: 5


RESERVAS DE SANGRE = 10

________________________________________
___________________



- TRASTORNOS:

PARANOIA – Desde la huída del campo de Buchenwald, Carlos ha pensado que los nazis realmente vienen a por él para retornarle al oscuro agujero donde lo condenaron tiempo atrás.

FUGA – Los breves colapsos que sufría mientras estaba capturado en su minúscula celda le causaron un indicio de fuga. De vez en cuando desconectaba totalmente cuando su temor y horror eran insoportables, esto se agravó cuando la sangre de los lunáticos recorrió su cuerpo.

ESQUIZOFRENIA – Con todo el colapso previo de trastornos mentales, al ser abrazado, empezó a intentar huir de este mundo terrenal. Tiene la certeza que sus visiones, para él objetos reales, significan la auténtica verdad, una verdad que tan solo los de su sangre, como seres evolucionados a un nivel superior, son capaces de ver.


________________________________________
___________________



- MERITOS y DEFECTOS:

MÉRITOS

Ambidiestro (Mérito de 1 punto)
Dotes de Oráculo (Mérito de 3 puntos)
Nueve Vidas (Mérito de 6 puntos)

______________________
DEFECTOS

Trastornado (Defecto de 3 puntos)
Trastornado (Defecto de 3 puntos)
Sino Aciago (Defecto de 5 puntos)



________________________________________
___________________



- COSTE DE PG: Meritos (-10) Defectos (+11) Habilidades (-9) Atributos (-5) FV(-2)

Atributos 5 PG por punto.
Habilidades 3 PG por punto
Disciplinas (Aumentar) 7 PG por punto.
Disciplinas (Nueva)* 10 PG
Humanidad/Camino 1 PG por punto.


Última edición por Sgub el Lun Jun 23, 2008 10:56 am, editado 10 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sgub

avatar

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 21/06/2008
Edad : 30

MensajeTema: Re: Carlos “el Loko” Santos de la Vega   Lun Jun 23, 2008 3:03 am

- PRELUDIO:


Un Clint’s ’72 Chevelle negro cromado con las llantas doradas compuestas de innumerables ejes afilados y despuntados recorría a toda velocidad la oscura noche por las carreteras que conducían del alejado desierto, al norte de México, hacia el gran Distrito Federal. En su interior, un desalmado recordaba confundido entre llanos y risas su pasado mientras mantenía una conversación con su compañero, un maniquí con una solapa en su pecho: “el Copiloto”. La aguja danzaba juguetona sobre los 230 km/h. De pronto todo se precipitaba.

- ¡Ha! ¡Ha! ¡Ha! ¡Ha! ¡Ahí estás! ¡¡Si ahí!! ¡¡Ven aquí querido muro mío!! ¡¡Veras que divertido Copi, aguantate los cojones!! ¡Derrúmbate amor mío y muéstrame que hay más allá! – Entre risas y gritos, el Chevy rugió dando un último acelerón, estampándose, besando con gran parte de su delantera hasta quedar reducida y compactada a su mínima porción. Carlos cerraba lentamente los ojos y en silencio, sonreía con su humeante coche detenido en mitad de la carretera aún en marcha.

* * *


1942. Fueron años difíciles. La situación mundial no era muy favorable. Hitler ya estaba embaucado en pleno apogeo de la Segunda Guerra Mundial y Santos, huyendo de su país en posguerra, fue exiliado a Francia, donde sus creencias en la causa le guiaron a alistarse en “Las Fuerzas Azules del Cielo”, el séptimo escuadrón de las fuerzas aéreas del ejército francés. Su admisión no fue difícil dado sus conocimientos en mecánica automoción y conducción de vehículos autopropulsados de cualquier tipología, también el hecho de sobrevivir a la Guerra Civil como soldado de primera línea y la falta de personal para una guerra de tal escala colaboró en su reclutamiento. Todo iba sucediéndose hasta que llegó el desdichado día D. El séptimo escuadrón tenía que partir en la misión de bombardear Munich, al amanecer saldían de la base para llevar a cabo la misión, pero nada salió bien. Cuando sobrevolaban la ciudad dispuestos a llevar a cabo sus objetivos, los Messerschmitt asaltaron por sorpresa al escuadrón apareciendo de una nube color grisáceo e intenso como el carbón. Las balas silvaron conduciendo los pájaros mecánicos a su inevitable destino. Tan solo dos cazas sobrevivieron al ataque obligándoles a aterrizar forzosamente en territorio enemigo. Los nazis no tardaron en darles búsqueda y captura, Santos y Pier, el piloto del otro caza, fueron apresados al instante, llevándoles ipso facto a Buchenwald, uno de los campos de concentración nazi más masificados.


* * *


“Los extractos siguientes forman parte del pequeño diario de Carlos Santos de la Vega, son simples trozos de papel que apuran al máximo el espacio disponible. Se encontraron meses después de 1946 en una de las cámaras de reducidas dimensiones (medio metro cuadrado) que encontramos en el sótano del cuartel.”


14/03/44 – Soy Carlos Santos de la Vega. Esta mañana, han ejecutado a cinco compañeros más, todos ellos judíos, por el simple hecho que han estado disfrutando de la lluvia durante dos minutos posteriores a la sirena. Se los han llevado a las cámaras de gas. Todos sabemos lo que ocurre en ese lugar, pero ninguno de nosotros tiene el valor de hablar de él públicamente. Hay un anciano que me intriga... Le han traído hoy al anochecer, nada más se ha sentado en su cama mirando al infinito, parece esperar algo, pero no comprendo que puede esperar en un lugar como este...

18/03/44 – Hoy me ha mordido una rata, por fortuna creo que no me ha trasmitido ninguna enfermedad, o al menos, eso espero, no tengo bultos ni nada, tan solo un par de orificios. He estado averiguando acerca de ese anciano. Últimamente parece enfermar, se vuelve agresivo cuando te acercas a él y ha intentado morder a un niño. Creo que requiere de atención médica urgente. He aprendido a decir atención médica en alemán, pero esos bastardos nazis cuanto peor lo pasemos más parecen disfrutar.

25/03/44 – Ese mordisco de rata, no era nada, ya se me ha pasado. Como novedades añadir que el nombre del anciano parece ser Darjey, un nombre judío, o al menos así es como dice que se llama. No sabe decir otra cosa, simplemente repite su nombre y tiembla encogido en su cama. Ni tan siquiera sale de la chabola cuando transcurre el día, parece pasarse el día durmiendo escondido bajo la cama. El día menos pensado se presentarán los guardias y le llevarán a la cámara si continua así.

03/04/44 – No comprendo lo que ocurrió la pasada noche. Aparecieron dos guardias muertos, degollados entre ellos. Se rumorea que extrañamente había poca sangre en el escenario pero que posiblemente, se hubieran matado entre ellos y el suelo, saturado de los baños de sangre judía, disimulara los restos sanguineos de los soldados. Hay quien afirma que se escucharon gritos extraños y se mataron entre ellos mismos con sus cuchillos porque estaban realmente borrachos. Prefiero mantenerme al margen.

13/04/44 – Los que expandieron los rumores se silenciaron con otra masacre. Al final del día, pocos quedamos en pié. Pero a la mañana siguiente, nuevos capturados son encerrados. No se cuanto tiempo podré aguantar esta tragedia. Por cierto, Pier se suicidó la pasada noche, se tragó su lengua asfixiándose. Algunos compañeros rezaron por él, yo creo haber perdido ya la fe.

17/04/44 – Esta noche, los gritos me han despertado. Rondarían las 4 de la madrugada cuando Darjey ha sufrido de convulsiones. Parece que se lo han llevado, que descanse en paz.

18/08/44 – Este calor nos asfixia. En las chabolas no cabe más gente. Dormimos apretados, esta mañana apareció un niño muerto por asfixia. Era asmático y entre tanta gente, no podía respirar, tardaron dos horas en darse cuenta que el muchacho estaba muerto. Es triste, pero día a día aquí mueren niños, ancianos, mujeres... Nadie va a salir de aquí, cada vez estoy mas seguro de ello. No se si debería hacer como Pier y acabar de una vez por todas con todo esto.

29/08/44 – Hoy no hemos podido comer, hay superpoblación y deciden exterminar vidas más habitualmente siguiendo el juicio de liquidar a quien no pueda ser útil trabajando, empiezo a pensar si seguimos siendo hombres o simplemente un puñado de ovejas. Acaban de entrar...

... ¡No puedo creérmelo! ¡Acaban de traer a Darjey! A pesar ser motivo de alegría, parece aún más desmejorado. Tiene los ojos blanquecinos, tiembla, tiene cosidas varias partes de su cuerpo, como si hubieran estado haciendo pruebas con él, está decrépito y en vez de repetir consecutivamente su nombre tan solo dice: Yhad. Es un espectáculo aterrador que me hace estremecer hasta el último hueso de mi cuerpo. Intentaré dormir un poco...

30/08/44 – La pasada noche no pude conciliar el sueño. Nomás dejar de escribir, uno de los cristales reventó. El viejo Darjey pareció desaparecer. Tal vez se dio a la fuga, pero no escuché disparos. ¿Lo habrá conseguido? ¿Habrá conseguido salir de aquí? Si un anciano es capaz de huir de este lugar, posiblemente yo también pueda conseguirlo. Lo extraño fue que no sonaran disparos ayer noche.

03/09/44 – Hoy he tenido un sueño extraño. Parecía que Darjey se me aparecía y me decía que pronto estaría fuera. También empezo a contarme cosas extrañas y a hablar del revés. No lo he entendido, pero una pequeña parde de mí se siente recomfortado.

05/09/44 – No cielos, estoy condenado. El pasado día intenté hacerme con una cuchara para poder cavar un hoyo y creo que un sargento nazi me descubrió. Hoy se rumorea que harán inspección. Estoy perdido. Si esto llega a manos de alguien, espero que sirva para representar lo que aquí dentro sucedía. Hasta siempre. Carlos Santos de la Vega.

XX/11/44 – Estoy en reclusión. Hoy escribo porque al fin he encontrado algo en lo que poder hacerlo, pero prefiero no cuestionarme que es. He pasado todo este tiempo a oscuras. Cuando no hay luz, hay bestias por todas partes. Los gritos del pasillo invaden mi habitación, y yo, en soledad, los correspondo aullando hacia la puerta en señal de respuesta. Todo esto es tan terrible, pero al fin te tengo a ti, con tu luz balanceándote en el techo me siento más seguro. No se cuanto tiempo llevo aquí metido, pero por el frío parece noviembre. Esta cámara no tiene ventanas, es una habitación de apenas medio metro cuadrado. Tengo que dormir de pié, pero me duelen todos mis músculos. Cuando hay luz, tan solo oigo unas débiles voces hablando alemán a través de la puerta, que está a penas a diez centímetros, creo empezar a entender lo que dicen, algo sobre problemas con su conjugue.

XX/XX/44 – Creo no haber pasado de año aún! No lo sé! Pero la luz tan solo se enciende una hora al día y la uso para poder escribir! No se que quieren de mí! Pensé que me llevarían a la cámara de gas como al resto, pero ¿porqué no acaban con mi vida? Están experimentando conmigo? Ya ni puedo saberlo. Hay tantas cosas en las que pienso cuando se hace la oscuridad entre los gritos... La oscuridad, ya no me aterra tanto, cuando el pasillo grita, yo tan solo río.


“Hasta aquí llegan los extractos que pudimos recoger de la cámara 227 del campo de concentración en Buchenwald. Hemos intentado ponernos en contacto con el señor Santos pero todo intento de búsqueda ha resultado en fracaso.”


* * *

.


Última edición por Sgub el Lun Jun 23, 2008 11:11 am, editado 4 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sgub

avatar

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 21/06/2008
Edad : 30

MensajeTema: Re: Carlos “el Loko” Santos de la Vega   Lun Jun 23, 2008 3:04 am

'

- ¡Ha! ¡Ha! ¡HA! ¡HA! Recuerdas eso Copi? ¡Si! De no llegar a ser por Calíndrope ahora estaríamos muertos, ¿¡eh!? ¡Ha! ¡Ja! ¡HA! ¡JA! Ni que lo digas... Calíndrope... Bella dama... espero que reposes bien ahí donde estés. – Santos reía mientras estaba sentado en una posición digna de un contorsionista aplastado dentro del asiento del piloto.


* * *


El pasillo estaba ligeramente iluminado, y tan solo un guardia vigilaba los presos del lugar. Las paredes amarillentas con sus puertas de metal oxidado emanaban un olor férreo y húmedo que todo lo vigilaba dentro del miedo y el pánico haciendo resonar los gritos de sufrimiento y falta de cordura de los enjaulados y privados de no tan solo su libertad, sino de su opción a pensar.

En Buchenwald, los guardias tenían que buscar fuera en los patios, donde se condenaba a los judíos sin piedad. Las celdas estaban muy bien hechas como para que alguien las abriera por dentro, y los edificios que las contenían estaban demasiado bien vigilados como para que alguien pudiera entrar. Y como si eso no fuese poco, el horror hacía del sótano del cuartel de Buchenwald un lugar inexpugnable. A pesar de ello, la capataz Aubrey Scharner parecía mostrar interés en rodearse de los gritos de horror y locura del lugar.

Siempre pareció alguien de quien desconfiar, pero sus crueles métodos en el campo de batalla y en la investigación parecían ser motivo contundente y suficiente como para pertenecer al ejército alemán. Cuando caminaba por el pasillo rodeada de los gritos de los presos se estremecía de gozo y placer, parecía deleitarse profundamente del sufrimiento de los presos, pero lo realmente curioso era que a veces, de tanto en cuando, se paraba frente a las puertas para intentar, mejores o peores resultados, analizar la psique de los encarcelados.

La procedencia de Aubrey Scharner era todo un misterio. Nadie llegaba a planteárselo pese a que quisieran saberlo. Siempre iba con el pelo, color del ébano intenso, recogido bajo su gorra militar. Ni mucho menos parecía una auténtica alemana, pero el dominio de su lengua era excelente. Además, su exuberante escote que mostraba embutida en su uniforme, hacía que cualquier varón no se planteara si sus auténticos orígenes eran realmente alemanes. Tan solo una vez se la acusó de traición, pero los datos de ese juicio pasaron a la confidencialidad declarándola inocente y, curiosamente, condenando a la fiscalía a una rápida y dolorosa ejecución. Los días de noviembre iban pasando hasta que un día Scharner se detuvo ante la 227. Ahí parada, notó un estremecimiento, pronto, toda la estancia empezó a envolverse de una ligera aura púrpura, empezaron a zumbar todas las luces del pasadizo, y los presos clementes, guardaron un absoluto silencio sepulcral. Efectivamente, ahí se hallaba lo que ella andaba buscando tanto tiempo atrás.

Aubrey pareció concentrarse en la inmensidad del pasillo y de pronto, todos empezaron a gritar y gemir de dolor seguido de conversaciones que no tenían sentido alguno. Había sembrado el caos, y no era una casualidad, ella lo había causado. Apresuradamente sacó las llaves de la 227 y liberó a su preso cargando con él en su hombro. No había tiempo para las preguntas. Corrieron hacia los garajes donde habían dos guardias, que al instante, con un cruce de miradas con Aubrey, procedieron a mutilarse a sí mismos despavoridos y confusos. Tomaron una Zündapp verde militar con sidecar y a prisa escaparon de Buchenwald dejándolo atrás a los pocos minutos.

Fuera, la noche era tranquila, ligera, y Santos observaba como aquella mujer, su salvadora, le había sacado de tamaña pesadilla, hipnotizado, no podía dejar de mirarla. Obviamente no sabía lo que se le avecinaba. De pronto frenaron en seco ante un aeródromo. En cuanto pudo darse cuenta Santos la tenía posada sobre el sidecar mirándole a los ojos fijamente. Algo había en esos ojos, que encendieron la mecha que dentro se había estado preparando durante todo su tiempo de encarcelamiento. Perdido en los ojos de Aubrey poco a poco empezó a ver luz, una luz que nunca antes había visto en ningún lugar.



“¿Me ves? Esto es lo que hay a partir de ahora Santos. Lo tomas o lo tomas. Te estoy brindando la vida y la muerte. ¡Oh iluminado por tu descendiente! Anexo ya lo advirtió depositando en ti su sello cósmico. Te advierto, pese a no valerte para nada, que la más dura de todas tus penas sufridas hasta hoy, no son más que una miga de pan comparado con lo que a partir de hoy te advendrá. Verás todo lo que hasta hoy has ignorado. Todo lo que hasta hoy, has dado por supuesto, se tergiversará al saber lo que en realidad es. Hoy no eres libre porque saliste del hoyo. Hoy serás libre porque te meterás en él. Nunca escuchaste a las estrellas, estúpido soldadito de ti. Ahora lo único que tienes son tus ojos para oírlas, tu lengua para verlas, tu piel para olerlas, tus orejas para saborearlas, y tu nariz para sentir la auténtica forma de la verdad. Basta de jugar con tus elefantitos verdes, el momento en que todo toma forma... ha llegado para ti. Abnegado caballero del tiempo infinito. Yo, Calíndrope, te ordeno que liberes tu lanza, te ordeno que sacies al fin tu alma. Deshazte de los placeres mundanos querido amor mío. Abrázame y llora amando a tu enemigo puesto esto es lo que te alejará de mí. Veo que Anexo no estaba muy equivocado... Huye del astro sol a partir de hoy, la luz que tanto te decía la verdad, ha resultado una farsa. Tu vida, tu muerte, empieza hoy. Lo tomas, o lo tomas.”

Unos afilados dientes se clavaron en el cuerpo de Santos y por un breve instante, tan siquiera unas décimas de segundo, un dolor y un placer como jamás había sentido antes, capaz de ir más allá del mismísimo Nirvana, se le manifestó en su interior. Y esta vez no era en su cuerpo, se le postraba alrededor, rodeándole, fusionándole con la energía flotante de la tierra. Extasiado, quería que los dientes de Calíndrope se hundiesen más y más, dándole la auténtica verdad, su auténtica misión, su auténtica causa. Poco a poco, caía en un profundo sueño, en una oscuridad, que como aprendió... sería su mayor fuente de razón. Porque nada puede al más oscuro de todos los colores. De pronto, en la oscuridad, olió algo caerle en la lengua. La auténtica verdad se le revelaba. Una voz, como un suspiro desconocido, parlante de parte del universo le decía: “La voz ausente, es la incondicional verdad. Ahora, todo es nada, y nada es nada. Puesto que la ausencia del todo, la oscuridad, es la auténtica nada.”


* * *


- Si Copi... si no fuese por ella... Ojalá me hubiese quedado ciego antes, para poderlo ver todo. Te odio con todo mi amor Calíndrope. Y ojalá jamás nos volvamos a ver, puesto que así seguiremos juntos. – Santos se mantenía sentado en el intacto coche con su maniquí al lado viendo las estrellas. La carrocería mate en la noche permanecía con todo el esplendor de las formas del Chevelle, el motor seguía rugiendo parado en mitad de la noche. Nada le había pasado al coche, y el muro había desaparecido. – ¡Está bien Copi! ¿Quien conduce de vuelta, tu o yo? ¿Como dices? ¡Ha! ¡HA! Cuanta razón tienes. ¡Conduciré yo, que aún no he bebido y voy todo lo sereno que uno puede ir! Vayamos a chupar unos tragos... Aún nos quedan muchos muros que derribar.

Fugaz, el Clint’s ’72 Chevelle se perdió en la noche, como una sombra en el ilimitado universo oscuro. Mientras, en algún lugar del desierto, se encuentra la tumba que Santos visita de vez en cuando, la que le abrió la mente, el avión en que retornó a la tierra en una nueva forma desde su pesadilla. Y dentro, el cadáver del piloto que le parió.


________________________________________
___________________

.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 26/05/2008

MensajeTema: Re: Carlos “el Loko” Santos de la Vega   Mar Jun 24, 2008 8:06 pm

La hoja de personaje es VALIDA

Bienvenid@ a Vampire


“Nuestra es la Senda de la Obra Magna; nuestro es el camino, el saber, la perseverancia. Camina en la noche y te susurrará al oído, pero piensa antes cuanto quieres conocer, pues ésta es una senda sin retorno que no conviene a los de corazón débil."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vampire.activoforo.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Carlos “el Loko” Santos de la Vega   

Volver arriba Ir abajo
 
Carlos “el Loko” Santos de la Vega
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La cartera de Santos
» [4º]Cruzeiro Vs Santos.
» [3º] Grupo E - América de Cali vs Santos Laguna
» [1°] Santos Laguna vs U. de Chile
» Triplete de Carlos Martinez con el City(Historia fianlizada)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Vampire :: La Mascarada :: El abrazo...-
Cambiar a: